Actualizacion

Por supuesto, lo más importante de todo es la redacción que debe estar clara, precisa, concisa y libre de errores ortográficos. La segunda parte más destacable es que debe ser creativa para poder llamar la atención de nuestros clientes potenciales.

Cuando ambos elementos fallan pueden surgir 10 razones por las cuales tus mensajes de promoción no sirven:

1- Eres “yoísta” 

O por lo menos luces como tal. Si todo el tiempo escribes sobre ti y no sobre el beneficio que tu producto le ofrece al cliente, quedará demostrado que eres egoísta y arrogante.

2- Eres extremadamente agresivo

Si el 90% de tu escrito es orientado a vender. Hoy día los consumidores están “hasta la coronilla” de recibir mensajes, anuncios, cartas, etc. de ventas. Esto los aleja más rápido de tu empresa. Se más informativo.

3- Eres demasiado “rimbombante”

Eres de los que les gusta ponerle hasta 3 capas de merengue o “frosting” al pastel. Menos es más. Si utilizas demasiadas palabras, ya en la segunda oración (como mucho) tu cliente potencial se irá.

4- Eres mentiroso

Esto es lo peor que puedes hacer para hundir como el Titanic tu negocio. Dices ser experto en x servicio y no lo eres. Según tú, el producto que ofreces es de máxima calidad y no es cierto. Prometes servicios que no puedes cumplir. Los consumidores merecen tu honestidad y confianza, sino, es mucho lo que arriesgas.

5- Eres aburrido

 Tu mensaje no motiva a nada y tienes 0 creatividad. Trata de “enganchar” a tus clientes con tu mensaje desde el título.

6- No le haces caso a tus clientes

  Tus clientes son los que te dirán qué les gusta o no. Dales lo que ellos te piden.

7- Te equivocaste de público 

Lo que inviertes en publicidad, mercadeo, relaciones públicas lo estás dirigiendo al público-target incorrecto. Ejemplo: enviar tu artículo sobre autos a una revista dirigida a la mujer.

8- Cruzas el río antes de acercarte a la orilla

No puede comenzar a publicar mensajes sin antes haber hecho un plan estratégico de comunicaciones y sin estudiar a la competencia.

9- Quieres decir muchas cosas a la vez y de manera diferente 

 Concéntrate en un mensaje a la vez y de modo consistente. Si por ejemplo, cambias tu lenguaje o los colores, tu audiencia se perderá y no entenderá cuáles son tus servicios ni tus colores. Recuerda el branding.

10- Escribes en jeringonza

Porque tú conozcas tu industria, productos y jerga, no significa que tu público tiene que entenderlo. Nunca olvides para quien escribes.

Autor: Jeanessa García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: